Affordances

Personalmente el término affordance y su significado me tiene cautivado desde que estoy en este mundo de la interacción.

Donald Norman en su ensayo Affordances and Design define el affordance y el perceived affordance, concepto de claro significado pero sin una traducción unánimente aceptada por la comunidad de la IPO en castellano.

No obstante, actualmente estoy leyendo con enorme interés el último libro de D. Norman, The Design of Future Things (DOFT) y me ha surgido la encesidad de hablar de nuevo sobre este término y su significado.

En este libro, Norman hace un discurso sobre affordances como comunicación que voy a intentar resumir (a la vez que me gustaría tener feedback al respecto):

Comenta el autor que a raíz de un correo de Clarisse de Souza (profesora de Rio de Janeiro pionera en la disciplina en su país) donde le comenta que affordance “es realmente comunicación entre el diseñador y el usuario de un producto”.

Norman inicialmente niega esta afirmación, pues considera que affordance “es simplemente una relación que existe en el mundo: simplemente eso, y no tienen nada que ver con comunicación”.

Tras este primer intercambio de impresiones opuestas, Norman visita a Clarise con motivo de la publicación del libro “The Semiotic Engineering of Human-Computer Interaction”, del cual es autora, y tras leerlo e intercambiar impresiones Norman cambia su forma de pensar al respecto:

Una vez que los diseños son entendidos como compartición entre las tecnologías y los medios de comunicación, toda la filosofía de diseño cambia radicalmente, pero en manera positiva y constructiva: la comunicación real existe entre el diseñador y la persona, dónde la tecnología solo es el medio [DOFT, pag. 67].

Proporcionar affordances efectivos y perceptibles es importante en el diseño de los objetos actuales, bien sean tazas de café, tostadoras o sitios web … pero estos atributos son incluso más importantes para el diseño de los objetos del futuro. Cuando los dispositivos son automáticos, autónomos e inteligentes, necesitamos affordances perceptibles para que nos muestren cómo debemos interactuar con ellos y, igualmente importante, cómo estos deben interactuar con el mundo. Necesitamos, pues, affordances que comuniquen!! [DOFT, pag. 68].

Personalmente siempre he defendido la idea de interacción como proceso comunicativo entre personas y sistemas, con lo cual tras reflexionar varias veces sobre los comentarios de Norman no puedo decir nada más que estar completamente de acuerdo; si entendemos las interfaces como elementos de comunicación, evidentemente las affordances constituyen un elemento de comunicación de elevada relevancia.

EJEMPLO: Detectar Falsas affordances

En la presentación anterior, Verónica Traynor nos propone 5 Ejercicios de UI/UX para principiantes en las primeras 27 primeras slides podemso ver cómo detectar falsas affordances

 

Finalmente, unos cuantos enlaces relacionados:

This entry can also be found at GRIHO’s research blog