Análisis Etnográfico

Las personas a menudo encuentran difícil describir «lo que hacen», es natural de ellos mismos. Muchas veces la mejor manera de entenderlo es observarlos en su trabajo, o sea, haciendo un trabajo etnográfico [KOT97].

La etnografía es un término derivado de la antropología que puede considerarse también como un método de trabajo de ésta; se traduce etimológicamente como el estudio de las etnias y significa el análisis del modo de vida de una raza o grupo de individuos, mediante la observación y descripción de lo que la gente hace, cómo se comportan y cómo interactúan entre sí, para describir sus creencias, valores, motivaciones, perspectivas y cómo éstos pueden variar en diferentes momentos y circunstancias; podríamos decir que describe las múltiples formas de vida de los seres humanos.

Realizar un análisis etnográfico implica utilizar lo que se conoce como «método etnográfico», mediante el cual se realiza una investigación por medio de la observación contextual. Para «hacer etnografía» es necesario adentrarse en el grupo, aprender su lenguaje, sus costumbres, haciendo una observación participativa [SPR97]. En definitiva, uno debe introducirse en el grupo o cultura a estudiar hasta el punto en que se llegue a confundir al etnógrafo como un miembro mismo de la comunidad. Nunca existirá la integración total, no obstante, sí que puede conseguirse el nivel suficiente de asimilación para que la presencia sea transparente; no se trata de hacer una fotografía con los detalles externos, hay que ir más atrás y analizar los puntos de vista de los sujetos y las condiciones histórico-sociales en las que se dan.

Y ¿qué conseguimos con un análisis etnográfico en el contexto del desarrollo de software?. La respuesta a esta pregunta es que realizar este tipo de estudios permite hacer adecuadas interpretaciones de los sucesos, acciones, individuos y roles para tener en cuenta sus significados y transmitirlos en la interfaz. En definitiva, constituye una técnica adecuada y altamente recomendable para realizar la actividad de Observación de Campo vista al relacionar los métodos de evaluación y se erige como la principal fuente que alimenta el resto de actividades de esta fase del modelo de proceso que a continuación veremos.

Líneas base de la etnografía

La siguiente lista de ítems resume las líneas base de la etnografía (ethnography guidelines) aplicadas al desarrollo de sistemas interactivos [KOT97]:

  • Asumir que las personas realizan correctamente su trabajo y muy a menudo tratan de hacerlo de forma que difiera de la estándar.
  • Disponer y pasar tiempo suficiente en conocer a las personas e intentar establecer una buena relación con ellos.
  • Guardar notas detalladas de todas las actividades de su trabajo. Analizarlas y sacar conclusiones con ellos mismos.
  • Combinar la simple observación con entrevistas abiertas.
  • Organizar sesiones regulares de resumen donde el etnógrafo habla con los usuarios fuera del proceso.
  • Combinar la etnografía con otras técnicas de adquisición («elicitation»).
  • Realizar un estudio etnográfico ayudará de forma altamente determinante a algunas de las otras fases del Análisis de Requisitos, puesto que por ejemplo podremos:
    • Detallar y relacionar los objetos que dichas personas utilizan (directa o indirectamente).
    • Aumentar la información relativa a la organización de las tareas y a su consecución. La experiencia del día a día de los trabajadores aporta gran información debido a que cada uno ve una misma tarea de diferente manera.

Un aspecto importante a considerar del análisis u observación etnográfica es el hecho que hay ciertas actividades de la actividad humana que o son de difícil captura o simplemente no pueden capturarse: De las actividades que se repiten frecuentemente podremos esperar capturar sus aspectos principales, mientras que para aquellas «actividades infrecuentes» la observación directa sólo podrá recoger si ésta sucede durante el proceso de observación [DIX03].

Concretamente, con la aplicación de estudios etnográficos como técnica de análisis de requisitos durante el desarrollo de sistemas interactivos seremos capaces de:

  1. Describir el contexto, el lugar de trabajo y cómo las personas realizan sus tareas.
    • Buena lectura relacionada: Context of Use (The UX bookmark, mayo 2017)
  2. Detallar y entender las relaciones entre las personas y los objetos que dichas personas, directa o indirectamente, utilizan (en el ámbito antropológico esta relación entre personas y objetos es conocida como «antropología del arte»).
  3. Aumentar la información relativa a la organización de las tareas y a su consecución. La experiencia del día-a-día de los trabajadores aporta gran información debido a que cada uno ve una misma tarea de diferente manera.
  4. Aumentar cualitativa y cuantitativamente las conclusiones obtenidas en una observación de campo.

Problema principal

El principal problema de utilizar esta técnica es que, si se quiere hacer bien, el proceso de aprendizaje es muy lento; la principal herramienta de la investigación es uno mismo y conseguir que esta «herramienta» sea percibida como natural en un contexto «extraño» no se asimila de forma inmediata.

Relacionando el análisis etnográfico con el diseño contextual podemos indicar que, según nuestra opinión, éste último (aunque no la menciona explícitamente) utiliza la etnografía como punto central de la base metodológica; concretamente el punto de partida del diseño contextual es la indagación contextual o Contextual Inquiry [BEY98], que no deja de ser una aplicación de la propia etnografía.

Lecturas recomendadas

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.